sábado, 14 de agosto de 2010

San Roque 1-1 Cacereño

Incidencias: 500 espectadores para presenciar la XIII edición del Trofeo de San Roque. Césped regular.
Árbitro: Rodríguez López, del comité andaluz. Amonestó a los leperos Germán y Cheli; expulsó por doble amarilla a Álex Hornillo.
Goles: 1-0 Julio de Dios, min. 42.
1-1 Rocha, min. 44.
Penaltis: Sergio, fallo; Germán, gol.
Jurado, gol; Alfaro, gol.
Dieguito, gol; Julio, gol.
Dani Gómez, gol; Zou, gol
Juanín, gol; Pau, gol.

El San Roque de Lepe se adjudicó la XIII edición del Trofeo de San Roque tras empatar a 1 con el Cacereño y posteriormente superar al cuadro extremeño en la tanda de penaltis, en el marco de un encuentro bastante igualado, aunque con muchas fases de dominio visitante que puso en apuros a la escuadra de Sergio Lobera, que continúa invicto en esta pretemporada. Todo ello con el hándicap en contra de la cortedad de la plantilla y también por la expulsión de Álex Hornillo a un cuarto de hora del final del choque.


El partido en sí no fue muy vistoso, a excepción de ráfagas de juego de uno y otro equipo. Sin embargo, se vio a un Cacereño un punto por encima del San Roque en cuanto a conjunción y a tono físico. Así que casi todo lo interesante que sucedió en la primera mitad y casi en todo el partido fue en el tramo final del periodo, cuando llegaron los goles. Comenzó adelantándose en San Roque casi sin merecerlo, gracias a una buena jugada colectiva que terminó en centro de Samu desde la derecha para enviar el balón a Julio de Dios, que realizó un magnífico control orientado con el pecho para superar al defensa y posteriormente remachar a la segunda el balón al fondo de la portería visitante.

Poco duró la alegría a los locales, pues casi acto seguido un gran balón interior de Chapi, que reaparecía ante el que fue su público la temporada pasada, puso en bandeja el gol del empate a Rocha, que batió con un toque sutil la salida de José Ramón.



En la reanudación, el técnico visitante, el ex jugador, entre otros, del Atlético de Madrid, Manolo, puso en liza a casi todo el banquillo, un fondo de armario del que aún no dispone Sergio Lobera, que sólo dio entrada a Alfaro y Sima por Pereira y Cheli. La segunda parte tuvo más color extremeño desde el principio, a pesar de que la primera oportunidad fue para el guineano Sima, que peinó en el primer palo un córner botado por Alfaro, pero el balón no encontró portería.

Poco después el Cacereño dispuso de la mejor oportunidad de la segunda parte para ponerse por delante en el marcador, pero el disparo desde el área pequeña de Rocha, que recibió un gran pase desde la izquierda, no encontró la portería de Pau. Así, a falta de un cuarto de hora para el final del partido, el colegiado expulsó de forma rigurosa a Álex Hornillo por doble amarilla, por lo que el dominio visitante se acentuó, si bien esa circunstancia apenas se tradujo en ocasiones dignas de mención.



Con el empate final se daba paso a la tanda de penaltis para tratar de dilucidar el campeón del trofeo. En este punto, Pau fue el gran protagonista del momento pues fue el encargado de parar la primera pena máxima a Sergio, para culminar una serie perfecta de lanzamientos desde los 11 metros del San Roque, cerrada precisamente por el meta catalán, encargado de materializar el quinto penalti.

El capitán al finalizar el partido, el lepero Germán, fue el encargado de recoger el trofeo de campeón de manos de Alejandro Ceballos. De esta forma, el San Roque suma su quinto partido de la pretemporada sin conocer la derrota y tiene su vista puesta ya en el próximo amistoso del 18 de agosto en San José de la Rinconada.

El San Roque formó con José Ramón (Pau 59’), Samu, Juanje (Zou 59’), Álex Hornillo, Germán, Pereira (Alfaro 46’), Cheli (Sima 46’), Gabri (José Flores 76’), Ekedo, Óscar (Quini 65’) y Julio de Dios.